Imprimir

El Proceso de Paz es un gran fraude

Colombia reclama claridad en un proceso que la puede llevar a la catástrofe:

El Proceso de Paz es un gran fraude


En las últimas semanas, el Proceso de Paz ha tomado un rumbo sorprendente. Del optimismo delirante del inicio de las negociaciones en septiembre de 2012,  hemos llegado a una situación de absoluta perplejidad.

Ante la gravedad de los hechos, la Sociedad Colombiana Tradición y Acción juzga necesario hacer oír su voz  con el fin de advertir sobre las consecuencias desastrosas de lo que se ha venido negociando con las FARC en Cuba.  

El Sr. Presidente de la República, el Sr. Fiscal General de la Nación y un sector del Poder Judicial han proclamado que los colombianos que no están de acuerdo con el Proceso de Paz son casi unos criminales y ya se esgrimen amenazas de procesos judiciales contra ellos. Al comienzo de las negociaciones, apenas se calificaba injustamente a los opositores de “extremistas”, de “fascistas” y de “enemigos de la paz”. Pero ahora, el sólo  hecho de proclamar una discordancia ideológica o política con este proceso de rendición del País, es considerado una conducta criminal digna de ser judicializada en forma implacable.

Esto significa, ni más ni menos, que lo que se está preparando para Colombia es una dictadura que pondrá en la cúspide del Poder a la narco-guerrilla y por fuera de la Ley a quienes se opongan a esa inmensa y nefasta capitulación.

Es tal la confusión creada por el alud de informaciones que a diario se divulgan sobre el Proceso de Paz,  que para entender lo que pasa hay que analizarlo como un desdoblamiento de la Guerra Psicológica Revolucionaria. He aquí un análisis de una de las máximas autoridades del mundo en la materia:  



“Me impresiona un contraste. De un lado, las informaciones puestas al alcance del     público jamás fueron tan abundantes. De otro lado, jamás éste se sintió tan  confundido     delante de ellas…  En suma, todos saben de todo, no entienden nada, algunos quedan      nerviosos, y casi todos, a falta de algo mejor, bostezan… ¿Y qué efecto se produce? El     que es propio del aturdimiento, que es desanimar y quitar la voluntad de luchar …El     declinio de la voluntad de luchar ya es la mitad de la derrota…” (Plinio Correa de     Oliveira. Aturdimiento, paso para la derrota. Artículo para la Folha de Sao Paulo. Brasil.  Mayo 23 de 1971).



Las FARC se tornan cada vez más arrogantes y desvergonzadas

De otro lado, las FARC son cada vez más arrogantes, prepotentes y desvergonzadas, sin que parezca que les importen las consecuencias de su chantaje.

Si el Proceso de Paz fuese serio, si hubiese una verdadera voluntad de pacificación de las FARC y si hubiese buena fe en ambos equipos negociadores, sería fundamental que el Gobierno y la guerrilla le explicaran al País con honestidad, coherencia  y veracidad los siguientes puntos:

  1. Entrega de armas: Los guerrilleros han proclamado insistentemente que no entregarán las armas, ni siquiera las más potentes y sofisticadas (1)
  2. Las BACRIM: Ahora la Policía Nacional y el Ejército acaban de denunciar que las BACRIM son las mismas FARC, que hacen el trabajo sucio mientras sus jefes negocian en Cuba. (2) En realidad, la existencia de las mal llamadas Bandas Criminales se ha convertido en una cortina de humo inventada por el Gobierno para no responsabilizar a la guerrilla de los continuos crímenes que comete.
  3. Narcotráfico y lavado de dinero: Las FARC  reconocen tenuemente que están dedicadas al narcotráfico, pero jamás ofrecen entregar el dinero producto del mismo, ni los laboratorios donde se produce la coca,  ni las rutas por donde ésta se comercializa rumbo al exterior.
  4. Destrucción de la infraestructura: Permanentemente se atacan los oleoductos, las carreteras, los puentes, las torres de conducción de energía,  dejando pérdidas multimillonarias al País y a la economía, pero nadie cuantifica el total de esos daños.  
  5. Las zonas minadas: Por todo el territorio colombiano hay zonas sembradas de minas que matan a niños y campesinos inocentes. Esto se transforma en pretexto para que el Sr Fiscal proponga que el castigo a los terroristas sea sólo encontrar y destruir esas minas (3), lo cual sería una pena ridícula.
  6. El Post-conflicto: Se anuncian proyectos económicos multimillonarios para garantizar la supuesta paz obtenida en estos acuerdos, pero son tantas las pretensiones de la guerrilla en esta materia, que resultará imposible financiarlos.
  7. Democratización de la información: Se habla mucho de esto pero no se dice lo que es. Por acaso, ¿no será que las FARC exigen imponer el sistema chavista de control a  los medios de comunicación, especialmente a los que se oponen políticamente al Gobierno y a la guerrilla? Si es eso, la mal llamada democratización, en el lenguaje marxista, en realidad quiere decir amordazar la prensa libre, o directamente confiscarla, como se ha hecho en Venezuela y en Ecuador.    
  8. Reforma Agraria y Zonas de Reserva Campesina: Son pequeñas regiones en las cuales los poderes del Estado son reemplazados por comunidades campesinas, que evidentemente serán manejadas por guerrilleros y que se constituirán en una verdadera amenaza para las regiones aledañas. En los actuales acuerdos está contemplada la creación de 150 de estas regiones, lo cual hace que en la práctica cada colombiano tenga una cerca de su casa.
  9. Reclutamiento y abusos sexuales a menores: Es evidente que un número muy grande de niños de ambos sexos han sido reclutados por la guerrilla, o más bien secuestrados, y que no sólo son lanzados a la guerra para que cometan crímenes, sino que sexualmente se abusa de ellos y se obliga a las niñas a abortar si quedan embarazadas. Además, muchos de ellos mueren en combates para los cuales evidentemente no están preparados, lo cual constituye un crimen de indecible gravedad. (4)
  10. Control popular a los tratados internacionales: Con este pretexto pretenden cambiar las estrategias de desarrollo empresarial del País, bloqueando la inversión extranjera y transformando la economía hacia un modelo dirigista y controlado por el Estado, con las consecuencias funestas que esto trae. Este sistema marxista fue el que trajo la ruina y la miseria a Cuba, y la va instalando en Venezuela,  en Nicaragua y en Argentina, que ahora son los modelos que las FARC pretenden imitar.
  11. Reforma a las Fuerzas Armadas: Las FARC acaban de exigir la creación de una comisión que evalúe el funcionamiento de las Fuerzas Armadas (5), evidentemente con el fin de cambiar su estructura y sus estrategias. Si ya han conseguido debilitarlas por medio de un “ejército” de falsos testigos a quienes algunos jueces les conceden total credibilidad, ¿cómo será cuando la propias FARC consigan su intento de juzgar a los militares?


***



Podríamos citar muchos más puntos, todos igualmente graves y escandalosos, pero con éstos es más que suficiente para que la opinión colombiana exija del Gobierno y de las FARC una claridad absoluta sobre todo lo que se está negociando.

En realidad, esto constituye una agenda perversa diseñada por las FARC y que está  siendo impuesta a 45 millones de colombianos, mientras la inmensa propaganda del Gobierno, que se difunde por todos los medios de comunicación,  muestra ante el País y el mundo una situación en Colombia absolutamente opuesta a la realidad.

Y, para completar este cuadro sombrío, un sector del empresariado colombiano ha comenzado una enorme campaña publicitaria sin precedentes. Se presentan como dispuestos a conceder un perdón ilimitado a los demoledores de Colombia, sin que ellos muestren el menor síntoma de arrepentimiento ni enmienda de los crímenes que han cometido, y menos aún,  que vengan a ser cometidos en el futuro.

Tal como está planteado este Proceso de Paz, quien se está desmovilizando es el Estado legítimo, y quien impone las condiciones y diseña el futuro de Colombia es la guerrilla de las FARC.

La cruel realidad del proceso de negociación que se adelanta en Cuba es que el País está siendo engañado, los terroristas se vuelven cada vez más arrogantes, las concesiones exigidas son cada vez mayores y la burla a Colombia y al mundo es cada vez más evidente.

En esta maniobra de enormes proporciones, acaban de entrar también dos instituciones con influencia y poder inconmensurables. Se trata del Vaticano y del Papa Francisco, y de los Estados Unidos y del Presidente Obama. Ambos, desde posiciones totalmente diferentes, se han convertido en importantes propulsores de las negociaciones, sin pronunciarse sobre los frutos que ellas están dando, siendo que en lo que respecta a los Estados Unidos, se abre un nuevo precedente en el cual se acepta negociar con terroristas y narcotraficantes, que es lo que son las FARC, como todos lo saben.     

Una de las mentiras más grandes de nuestra historia reciente 

Ésta es una de las más grandes mentiras de nuestra historia reciente, por lo cual Tradición y Acción se siente en el deber moral de advertirlo a la Nación. Nuestros gobernantes, nuestros líderes religiosos, nuestros empresarios, las auténticas élites de la Patria, deberían aunar esfuerzos para que se haga claridad y se quite la máscara de engaño, de falacia y de mentira, en que se ha convertido el show mediático del Gobierno y de las  FARC.

En esta encrucijada trágica de nuestra historia, se ha creado la más burda contradicción en los espíritus. A quienes defienden a la verdadera Colombia y no aceptan la capitulación ante sus demoledores, se los llama enemigos de la paz. Y a quienes la destruyen sin misericordia y cometen los más horribles crímenes contra los colombianos, se les considera amigos de la paz.

Ante esta confusión articulada y dirigida por los verdaderos enemigos de la Civilización Cristiana, imploramos a  Nuestra Señora de Chiquinquirá, Reina y Patrona de Colombia,  que proteja a nuestra Patria. Y que, así como Ella hizo el milagro de restaurar su imagen cuando casi había desaparecido del lienzo donde había sido  pintada, así también haga resurgir con claridad ante los ojos de los colombianos el abismo hacia donde la nación está siendo conducida sin saberlo.

Sociedad Colombiana Tradición y Acción

Notas:
1) Desarme de las Farc será un largo proceso, dice Andrés París. (El País, Ago 26 de 2014).
2)  El sello entre Farc y Bacrim costó 500 millones. (El Tiempo, Sep 23 de 2014)
3) Desminar podría ser la pena máxima impuesta a jefes de las FARC. (El Tiempo, Oct 2 de 2014).
4) El 47% de los integrantes de las Farc fueron reclutados siendo niños. Estudio de la Universidad Sergio Arboleda. Semana. Octubre 29 de 2014.
5) Farc quieren crear Comando Guerrillero de Desmovilización. Declaraciones de Pablo Catatumbo. (El Tiempo, Sep 2 de 2014).